Comunicamos




Comunidades de Cañar interesadas en acceder a frecuencias


Imprimir Enviar
6 de August de 2014 - 6:36 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos | No. de palabras: 517 | 3043 visitas

Este miércoles, el Consejo de Regulación y Desarrollo de la información y Comunicación (CORDICOM) se reunión con 30 representantes de medios de comunicación y organizaciones indígenas de la provincia de Cañar. Entre los temas que trataron están los aportes de la Ley Orgánica de Comunicación en su cotidianidad y los mecanismos de repartición equitativa de frecuencias de radio y televisión.

El alcalde de Cañar, Belisario Chimborazo, indicó que la Ley de Comunicación promueve el ejercicio de los derechos a la comunicación de toda la ciudadanía, especialmente en las regiones históricamente aisladas. Explicó que en la provincia se asientan los herederos de la milenaria cultura Cañari, pueblo para el que la comunicación es la base para una gestión participativa que ahora podrá aspirar a sus propios medios comunitarios.

Marco Antonio Bravo, representante de los Gobierno Autónomos Descentralizados en el CORDICOM, indicó que una de las principales acciones afirmativas para lograr una efectiva democratización del espectro radioeléctrico es la redistribución. Según datos del Registro Único de Medios en Cañar existen 30 medios de comunicación, de los cuales apenas uno es público y ninguno comunitario.

El integrante del Pleno del Consejo enfatizó que para equilibrar estas desigualdades, la Ley de Comunicación prohíbe la concentración o acumulación de frecuencias y busca crear todos los mecanismos que garanticen el aparecimiento de nuevos actores sociales en el sistema de comunicación ecuatoriano. El objetivo de la Ley, enfatizó Bravo, es que el espectro radioeléctrico se reparta en un 34% a medios comunitarios, 33% a medios públicos y 33% a medios privados.

En este momento el 91% de las frecuencias están en manos privadas, el principal reto, según Bravo, es disminuir esta brecha abriendo concursos públicos para la adjudicación de frecuencias. El apoyo del Consejo se concreta en reuniones que permitirán brindar financiamiento y sostenibilidad económica para los medios comunitarios. A través de un reglamento, el Consejo pudo concretar su aspiración de que en el concurso público de frecuencias se califica, mediante un informe vinculante, con mayor puntaje las propuestas que incentiven contenidos educativos, informativos, plurales, diversos, interculturales e inclusivos.

Bravo aprovechó la presencia en la provincia del Cañar y explicó el proceso de certificaciones de competencias laborales, una estrategia de profesionalización que consiste en entregar un documento que habilita a los trabajadores de la comunicación para que ejerzan tareas de apoyo en el área de comunicación. En respuesta a la pregunta de cuáles son los perfiles que están a disposición de los interesados, el consejero dijo los dos primeros perfiles son trabajador de piso y locutor de radio/tv, en tanto en los próximos meses se certificarán cuatro perfiles más que pueden averiguarse en la página Web del Consejo. A esta estrategia según el Consejero se suman tecnologías y títulos de tercer o cuarto nivel que comenzarán a ofertarse en 2015.

Anastasio Pichisaca, líder de la Unión de Pueblos, Comunidades y Cooperativas Cañaris (UPCC), agradeció la socialización de las actividades del CORDICOM y mostró su interés en que las comunidades del Cañar conozcan más la forma presentar su proyecto de acceso a una frecuencia, para lo que el Consejero Bravo le ratificó cuentan con el Consejo para asesorarlos.

Deja un comentario