Comunicamos


Estudiantes de la ESPOL reflexionaron sobre la comunicación como servicio público


Imprimir Enviar
23 de Julio de 2014 - 6:15 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos | No. de palabras: 432 | 3617 visitas

Exponer ante estudiantes de comunicación de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) de Guayaquil, sobre la Ley Orgánica de Comunicación y su dimensión política y de derechos humanos, fue el motivo por el que este miércoles los integrantes del Pleno del Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom), Paulina Mogrovejo y Hernán Reyes visitaron el puerto principal.

EL conversatorio despertó gran interés en los asistentes quienes realizaron preguntas relacionadas a la propuesta del Cordicom de incluir en la Constitución que la comunicación sea considerada un servicio público. A esta pregunta, el consejero Hernán Reyes respondió con una reflexión: “si la comunicación no sirve a los intereses de la ciudadanía y les ayuda a desenvolverse en su día a día entonces no comunica nada”.

Según Reyes, en este pensamiento se plasma la necesidad de que la comunicación sea un servicio público, idea que fue reafirmada por la consejera Paulina Mogrovejo quien agregó que la comunicación debe ser un mecanismo de desarrollo de la sociedad y del país, de allí que el Estado sea el garante de este derecho.

Mogrovejo, quien centró su exposición en la comunicación como parte del ejercicio de los derechos fundamentales de las personas, aseguró que la Ley de Comunicación tiene, entre sus principios fundamentales, la democratización de la palabra. A modo de ver de la Consejera, si la Constitución y la Ley plantean los derechos a la comunicación e información esto implica propiciar el surgimiento de nuevos actores. Medios como los comunitarios y públicos garantizan dar voz a quienes nunca la han tenido, es decir promover la participación ciudadana.

Para el consejero, Hernán Reyes, la participación, desde una dimensión política, significa que cada persona sea capaz de ser parte de los procesos democráticos en su comunidad. Ligándolo con la exposición de la consejera Mogrovejo, Reyes, enfatizó democratizar la comunicación es también sentar las bases para el Buen Vivir y para eso es necesario desconcentrar los monopolios mediáticos a través de una regulación.

Al finalizar las exposiciones se pasó a un espacio de diálogo donde los estudiantes de comunicación, como Elisa Nieto, reconocieron la importancia del acercamiento del Cordicom a la universidad, pues aunque dicen tener claro que este es un nuevo momento para la comunicación en el país, desde su punto de vista, la mejor forma de ser parte de este cambio es escuchar a las autoridades responsables del desarrollo, promoción y protección de los derechos a la comunicación. Todos los participantes estuvieron de acuerdo en lo significativo de una comunicación que revalorice la participación ciudadana y promueva desde los medios la transformación positiva de la sociedad.

Deja un comentario