Comunicamos


Hernán Reyes en Ciespal: “Es necesario priorizar a la ciudadanía como sujeto que oriente los cambios en la comunicación”  


Imprimir Enviar
3 de septiembre de 2014 - 9:58 am
Tiempo de lectura: 4 minutos | No. de palabras: 750 | 3404 visitas

El panorama comunicacional en Latinoamérica cambia gracias a los procesos de regulación y las legislaciones que garantizan el derecho ciudadano a la comunicación.  Países como Argentina y Ecuador han emitido marcos normativos que permiten desmonopolizar la comunicación y son motivo de reflexión en el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL).

Con el título “Foro Latinoamericano de comunicación y ciudadanía (FOCO) -UNASUR y el derecho a la comunicación-“, los expositores Hernán Reyes de Ecuador, Damian Loreti de Argentina, Gustavo Gómez de Uruguay y Marcos Danta de Brasil discutieron y expusieron los distintos escenarios que afronta el debate sobre derechos a la comunicación en sus respectivos países.

Damian Loreti expone sobre la experiencia argentina en la elaboración de la  Ley de Medios de su país.

Damian Loreti expone sobre la experiencia argentina en la elaboración de la Ley de Medios de su país.

El argentino Damián Loreti, especialista en política y derecho de la comunicación, partió con una propuesta dirigida a los cerca de 200 asistentes al foro: se trata, dijo, de romper prejuicios y comodidades personales para discutir frontalmente el derecho a la comunicación. Porque está claro, hay un reconocimiento del rol de los Estados como promotores y garantes del pluralismo y diversidad en comunicación que debemos reflexionar y discutir.

No podemos repetir fórmulas, enfatizó Loreti, para quien uno de los elementos fundamentales en la legislación de comunicación es considerar las realidades de cada país y las acciones de las personas guiadas a evitar el control monopólico mediático. Desde su perspectiva, el debate cruza por un problema de derechos humanos que requiere de normativas específicas que cambien la concepción de la comunicación limitada a un negocio. La aspiración del especialista argentino es que se promueva el reconocimiento de todos los actores comunicacionales aunque especialmente el de los provenientes de espacios comunitarios y públicos.

Mario Gómez, especialista uruguayo, explica los parámetros que se consideran en la elaboración de la Ley de Comunicación uruguaya.

Mario Gómez, especialista uruguayo, explica los parámetros que se consideran en la elaboración de la Ley de Comunicación uruguaya.

Por su parte, el experto uruguayo en libertad de expresión, regulación y políticas públicas de medios y telecomunicaciones, Gustavo Gómez, aseguró que su país transita un camino en regulación desde una acción decidida y clara. A su criterio el Estado está en la obligación de evitar la concentración de medios y facilitar el acceso a contenidos. En este sentido, enfatizó, la libertad de expresión no incluye solo a los dueños y trabajadores de los medios, sino a todas las personas, lo que implica crear y cumplir con una política pública de acciones afirmativas en beneficio de ciudadnos más activos. “Es posible un pueblo más informado, participativo y crítico con un sistema de medios más diverso, con políticas de desconcentración y el respeto a la libertad de expresión”, dijo Gómez.

Para el catedrático brasileño Marcos Dantas, otro debate a considerar es la injerencia mediática extranjera, sobre todo si las decisiones en comunicación, las concernientes a infraestructura, son tomadas fuera de nuestras naciones. Ciertos sectores son los que están encargados de la producción y difusión de contenidos, especialmente en el caso de la televisión de pago que está dominada casi completamente por contenidos de corporaciones con origen estadounidense.

El catedrático brasileño Marcos Dantas explica en contexto comunicacional de Brasil y la influencia de las corporaciones mediáticas.

El catedrático brasileño Marcos Dantas explica en contexto comunicacional de Brasil y la influencia de las corporaciones mediáticas.

Los pueblos latinoamericanos empiezan a entender ahora la importancia de los medios y de la comunicación como un servicio de interés público para la ciudadanía.  Esperamos superar la idea de la comunicación como un servicio de uso exclusivo del mercado. En este contexto, Brasil avanza en regulación de comunicación con leyes como la de la televisión pagada. Tengamos en cuenta que 7 de las 10 corporaciones mundiales que controlan la industria mediática también manejan la infraestructura de internet y otras infraestructuras, enfatizó Dantas.

Hernán Reyes, académico integrante del Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación, cerró el foro con la idea de que “es necesario priorizar a la ciudadanía como sujeto que oriente los cambios en la comunicación”. Este punto sería clave en  los cambios  en Latinoamérica que han obligado a pensar y actuar sobre los espacios materiales y simbólicos propios de la comunicación de la región.

“Todos los procesos de cambio están sujetos a críticas y a la preocupación por políticas inclusivas”, afirmó el consejero que subrayó hay en el espacio académico y político la expectativa de aterrizar el tema de la legislación en el área de la comunicación al debate ciudadano, sobre todo si es evidente un lobby internacional en contra de las legislaciones a favor de los derechos de la comunicación.

Hernán Reyes, consejero del Cordicom, diserta sobre el papel de la ciudadanía en la construcción de un nuevo enfoque de la comunicación.

Hernán Reyes, consejero del Cordicom, diserta sobre el papel de la ciudadanía en la construcción de un nuevo enfoque de la comunicación.

Deja un comentario