Comunicamos


Hernán Reyes explica informe del Cordicom sobre el ‘Lunes Sexy’ del Extra


Imprimir Enviar
4 de Abril de 2014 - 6:48 pm
Tiempo de lectura: 6 minutos | No. de palabras: 1218 | 7364 visitas

El pasado 26 de agosto del 2013, en el segmento ‘Lunes Sexi’ de diario Extra, aparecieron fotografías de la modelo Claudia Hurtado acompañadas de leyendas que un análisis realizado por el Consejo de Regulación y Desarrollo  de la Información y Comunicación determinó como discriminatorias. Este informe sirvió de fundamento para que la Superintendencia de la Información y  Comunicación sancione al rotativo.

Conversamos con el consejero del Cordicom, Hernán Reyes, quien nos aclaró dudas de cómo se hizo esta resolución y los parámetros de análisis de contenidos discriminatorios que se tomaron en cuenta.

¿Cómo son los contenidos que continuamente difunde diario Extra?

Es un estilo absolutamente conocido en el país, es un estilo que tiene también su correlato en  medios de otros países. Existen medios llamados sensacionalistas o amarillistas que siempre han causado polémica y siempre ha existido resistencia de personas que sostienen que simplemente se trata de imágenes que deben ser interpretadas como bien vengan por parte de los  lectores. La salida más fácil, en este caso, es decir a las personas que no les gusta el periódico que simplemente no lo compren, pero si vamos por esas podríamos decir que una serie de productos perjudiciales para la sociedad deberían estar permitidos de circular libremente, porque las personas  que quieran hacerse daño deberían comprarlos. En todos esos productos existen regulaciones y prohibiciones expresas porque la sociedad se ha dado cuenta de que son tóxicos. En este caso también los medios de comunicación son creadores de productos que tienen niveles de toxicidad, de peligrosidad y de negatividad cuando se los consume.

¿La sanción a diario Extra, realizada con base a una resolución vinculante del Cordicom, es una forma de censura al medio de comunicación?

No es una medida ni de censura  ni que pretende que el medio se autocensure. Se trata simplemente de la aplicación de lo que se menciona en la Ley Orgánica de Comunicación y en la normativa reglamentaria que sirve para aplicarla. La Ley de Comunicación es clara al destacar el principio de responsabilidad ulterior. Toda persona y todo medio de comunicación tienen la responsabilidad de responder por lo que enuncian, difunden y emiten sin que esto afecte su libertad de expresión. Tanto es así que el medio de comunicación ha seguido, después de que se dio esta causa, publicando imágenes, con una diferencia, ya no ha recurrido a este tipo de textos que enfatizan en estereotipos que aluden negativamente a la imagen de las mujeres en general.

¿Cuál fue la base legal con la que el Cordicom elaboró la resolución sobre el contenido publicado por Diario Extra?

En este caso el art. 61 de la Ley Orgánica de Comunicación define lo que es un artículo discriminatorio, el art. 62 prohíbe contenidos discriminatorios, es decir es complementario, y el art. 63 habla de los criterios de calificación sobre contenidos discriminatorios. El Consejo, con sustento en estos artículos, emitió la resolución motivada respecto al ‘Lunes Sexi’. La resolución alude a que la portada analizada incurre en distinciones, exclusiones o restricciones que se basan en razones de sexo genéricas, es decir hay mujeres representadas de una determinada manera peyorativa que afecta la imagen de todas las mujeres porque las estereotipa negativamente.

¿Cuál fue el proceso que siguió esta causa antes de llegar a la sanción?

La Ley  Orgánica de Comunicación plantea la posibilidad de que cualquier ciudadano pueda levantar una denuncia sobre los contenidos emitidos en medios de comunicación si considera que vulneran los derechos a la comunicación y son discriminatorios a personas, colectivos, etcétera. En este caso hay una asambleísta que ha presentado una denuncia ante las instancias correspondientes y en respuesta a una solicitud de la Supercom el Cordicom elaboró lo que manda la Ley Orgánica de Comunicación, es decir una resolución motivada a través de la cual se calificó si se trata de contenidos discriminatorios o no.

¿Qué conclusiones se desprenden del análisis que realizó el Cordicom?

Hace unas semanas se emitió una resolución motivada después de un intenso y extenso análisis del contenido, donde se cruzó una aproximación semiótica con una aproximación jurídica. Con el análisis se determinó que los contenidos objeto de la denuncia eran de tipo discriminatorios, puesto que lo que hacían eran expresar una perspectiva tremendamente sexista y construir estereotipos en relación con las mujeres a través de la  presentación de determinadas imágenes acompañadas de textos, que permiten entender el sentido completo de la interpretación. Esta es, claramente, que las mujeres eran un objeto, una ‘cosa’ para el consumo visual y el consumo sexual.  Se fotografió el cuerpo de la mujer presentado de manera natural, y no solamente eso, la perspectiva del fotógrafo lo colocaba desde una perspectiva para el disfrute visual, y esto iba acompañado de una serie de subtitulares donde se equiparaba a la modelo con un animal. Se bestializaba o se cosificaba, si se quiere, al convertirla en un objeto de consumo y de goce sexual y visual. Cuando uno lee a autores como Román Gubern y sus ideas sobre la patologización de la imagen de un grupo social, podemos entender que hay toda una línea de trabajo académico de análisis de discurso, contenido y de imagen que plantea los efectos denigratorios, efectos que finalmente están vulnerando, anulando, menoscabando los derechos de las personas.

¿Además de lo mencionado esta resolución atravesó otros filtros antes de ser remitida a la Supercom?

El proceso fue riguroso. Entro a la dirección de análisis de contenido donde hay personal profesional en las áreas de antropología, semiótica y comunicación que elaboró un primer informe sustentatorio. Después este fue remitido al pleno del Cordicom, compuesto por  5 miembros que tenemos distintas experticias y competencias. Desde ese punto de vista tuvimos una larguísima sesión donde analizamos, hicimos observaciones y enriquecimos el informe técnico que finalmente fue complementado con el informe jurídico que, a su vez, nos permitió tener de forma clara si el contenido denunciado era efectivamente discriminatorio o no. Con esta base se emitió la resolución motivada. No hubo posiciones subjetivas, gustos o disgustos, posiciones personales frente a tal o cual medio. Esto que hemos hecho con diario Extra lo tendremos que hacer con otros medios de comunicación cuando lleguen a nuestras manos estos pedidos de calificación de contenidos discriminatorios, sean de medios públicos, comunitarios o privados de cualquier clase.

Diario Extra ha sostenido que la modelo fotografíada dio su consentimiento para la publicación. ¿En este caso, era ella la persona que debió hacer la denuncia?

No importa el que sea una modelo,  que sea una persona que no tuvo ningún contrato de trabajo con el medio, que sea una modelo joven, madura, de la tercera edad. Se trata de lo que se está mostrando en las imágenes. Al Cordicom no le compete saber si existió o no una autorización explícita de la modelo, sino mas bién si los lectores de diario Extra, a través de esa lectura reproducen parámetros discriminatorios y de juzgamiento a las mujeres. Nuestra resolución no tiene nada que ver con ninguna actitud ni moral, peor moralista, no tiene que ver con ninguna actitud de carácter religioso, ni con ningún gusto o estilo personal o disgusto por algún estilo que un medio de comunicación tenga. Tiene que ver con los aspectos legales contenidos en la Ley de Comunicación y con las competencias legales tanto del Cordicom como de la Supercom con respecto a velar por los derechos de la comunicación de la ciudadanía.

Deja un comentario