Comunicamos


Medios deben respetar derechos ciudadanos


Imprimir Enviar
13 de enero de 2016 - 2:17 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos | No. de palabras: 324 | 3230 visitas

´El 30 de septiembre de 2015, el titular de la Asociación Ateísta Ecuatoriana, Gustavo La Mota, presentó en el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom), una denuncia contra el programa ‘Ecuador tiene talento’, de Ecuavisa.

Según La Mota, el 20 de septiembre de 2015, dicho programa violó los artículos 61, 62 y 63 de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) y los artículos 11 y 66 de la Constitución. Cometió discriminación contra la participante Carolina P. por decir que no creía en Dios. Tras un análisis técnico-jurídico, el Cordicom determinó que sí hubo discriminación.

Paulina Mogrovejo, del Cordicom, dijo que desde que rige la LOC (2013) hasta hoy se  han analizado 37 casos de discriminación entre los que destacan el antes mencionado. Además, se han realizado 18 exhortos en temas de relevancia pública.

Si el país no contara con la normativa, los medios harían caso omiso a los pedidos de rectificación y réplica, dijo Mogrovejo.

Aparte de ese impulso a las garantías sociales, los logros de la LOC se evidencian en incluir contenidos interculturales y para personas con discapacidad, previene la discriminación en los medios, incentiva la producción nacional de publicidad y de música, el desarrollo de los derechos de los comunicadores a través de la justicia laboral con la homologación salarial y la profesionalización.

Además, gracias a la LOC ahora existe conciencia de que la información debe pasar por filtros del área respectiva y su publicación debe depender de la calidad profesional de editores y periodistas que se amparen en un código de ética, en donde prime el respeto de los derechos ciudadanos.

Incluso, estipula que los medios no sean parte de grupos familiares y económicos; que el espectro radioeléctrico se distribuya equitativamente y de forma progresiva en 3 partes (33% para medios públicos, 33% para privados y 34% para comunitarios); estimula los contenidos educativos y crea la institucionalidad del sistema de comunicación.

Fuente: Diario El Telégrafo (miércoles 13 de enero del 2016)

Deja un comentario