Comunicamos


Reconocimiento a los periodistas significa mejorar sus condiciones profesionales y laborales


Imprimir Enviar
5 de January de 2015 - 12:04 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos | No. de palabras: 562 | 2991 visitas

El periodismo nos provee de la información con la que construimos nuestro mundo en el día a día, es lo que mantiene la democracia y una herramienta contundente para el cambio social, por eso la importancia de la veracidad, la investigación, la responsabilidad, la credibilidad y la ética en este oficio que hoy, 5 de enero, celebra su día. Es que leer noticias es un viaje y hacerlas es asumir un rol de tremenda responsabilidad con el público. El periodismo se celebra porque se trata de personas que son los interlocutores de la sociedad, en donde prima un lenguaje preciso y rico que nos traduce las distintas realidades de los diversos actores sociales. El periodista que hoy celebramos es vital en el diálogo social.

A nivel histórico, en Ecuador el Día del Periodista se realiza en conmemoración de los 223 años de la publicación del primer número del periódico Primicias de la Cultura de Quito y también de la figura de Eugenio de Santa Cruz y Espejo, quien en 1972 puso en circulación el primer número de éste periódico, inaugurando de esta manera la historia del periodismo ecuatoriano. Son muchas las figuras destacadas en el periodismo de nuestro país, algunas de ellas sin embargo tuvieron que lidiar con precariedad laboral y otras dificultades como las pocas opciones de profesionalización.

En un mundo que cambia al ritmo de la tecnología, la profesionalización técnica es imprescindible, pero lo es aún más la capacitación en un periodismo con enfoque social y de derechos. Es así que una muestra del trabajo de este Consejo de Regulación para con los periodistas va más allá de una felicitación. El Plan de Profesionalización emprendido a partir de 2014 es un reconocimiento al esfuerzo y dedicación diaria de quienes ejercen y forman parte del proceso de elaboración de las noticias. Comprendemos, más que un homenaje simbólico, los periodistas requieren de condiciones que promuevan su trabajo y garanticen todas las herramientas que les permitan evitar facilismos y alcanzar los mayores niveles de desempeño.

El periodismo rebasa la opinión. En esta época en la que la información es abundante y no siempre precisa, el periodista trabaja con argumentos y con investigación profunda. En medio de un efluvio de datos, el compromiso del periodista no es solamente informar, porque el periodista también educa, visibiliza las problemáticas sociales y es autocrítico. El periodista en su trabajo requiere protección que recompensa con responsabilidad.

De la mano de le Ley Orgánica de Comunicación aparecen nuevos medios, lo que evidencia el florecimiento de nuevas voces, el fomento de la pluralidad y la participación ciudadana. La promoción de la libertad de expresión es que los afros, montubios e indígenas tengan más espacios en el país. El horizonte de la ley de comunicación es generar nuevos espacios de información con atributos de interculturalidad y cercanía a toda la ciudadanía.

Pero para que la democratización de la comunicación sea una realidad y el periodista sea tomado en cuenta más que en un día específico, el trabajo de instituciones como esta no puede detenerse. En 2015, continuamos con el proceso de certificación con cuatro perfiles que se adhieren a los dos que están vigentes. Alrededor de 61% de quienes trabajan en comunicación y no poseen un título podrán revertir esta realidad y acceder no sólo a mejores condiciones laborales sino a los conocimientos que les permitan cumplir su oficio con vocación y calidad.

Deja un comentario