Comunicamos


Rectificación de Bonil solo ratifica lo expresado en primera caricatura, asegura experto mundial en semiótica


Imprimir Enviar
5 de Febrero de 2014 - 8:09 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos | No. de palabras: 421 | 4602 visitas
(noticia tomada de Agencia Andes)


Quito, 05 feb (Andes).- En la rectificación realizada por el caricaturista de diario El Universo, Xavier Bonilla (Bonil) hay una ironía excesiva que raya en el sarcasmo y que lo único que hace es ratificar lo dicho en la primera caricatura, aseguró este miércoles José Enrique Finol, vicepresidente de la Asociación Mundial de Semiótica.

El experto visita Quito, invitado por el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación (Cordicom), y este jueves ofrecerá una conferencia sobre la violencia en los medios.

“En la rectificación me parece que hay una ironía excesiva que pasa a ser sarcasmo. Una de las funciones retóricas de la ironía es decir lo contrario de lo que se expresa. Esta segunda caricatura (la rectificación), cuando utiliza la ironía, al invertir el significado ratifica la primera caricatura. De manera que la rectificación pareciera ratificar lo dicho en la primera caricatura”, dijo el experto de nacionalidad venezolana en entrevista con la Agencia Andes.

Estas observaciones las dijo a propósito de la rectificación que hizo Bonilla y que fuera ordenada por la Superintendencia de la Comunicación e Información (Supercom) ante la publicación hecha por el caricaturista el pasado 28 de diciembre.

La rectificación de Bonil, publicada este miércoles. 

A propósito de ella, José Finol, director del Laboratorio de Investigaciones Semióticas y Antropológicas de la Universidad de Zulia, dijo que no se trata de una caricatura sino trata de un pronunciamiento político. “Es una lástima que aunque la crítica política no escapa de la actividad de los caricaturistas, ellos son individuos que enriquecen el debate político, creo que el texto aquí presentado se convirtió en un mensaje eminentemente de una parcialidad política en la que se perdió la función de la crítica humorística”, aseguró.

La caricatura de Bonil, que mereció el pedido de rectificación de la Supercom.

“Este primer texto me parece que intenta presentar a un gobierno democráticamente electo, a unas instituciones, como si fueran fascistas. Aquí hay unos símbolos de las botas, de los guantes, que buscan presentar un acto legal, realizado según una decisión de unos tribunales, como si fuese un acto de atropello fascista: el hecho de derrumbar la puerta sobre las personas, las botas, (…) esta suerte de saqueo de la residencia de un ciudadano, pareciera extralimitarse en la función crítica constructiva que tendría una caricatura”, comentó.

Respaldado por una carrera académica soportada en más de 100 trabajos publicados en revistas científicas del mundo, Finol fue el único latinoamericano en ofrecer una conferencia plenaria en el XI Congreso Mundial de Semiótica que tuvo lugar en China, en 2012.


Deja un comentario