Comunicamos


El Presidente del Cordicom replica al Diario Hoy


Imprimir Enviar
24 de febrero de 2014 - 5:20 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos | No. de palabras: 712 | 5117 visitas

Logo horizontal

Oficio Nro. CORDICOM- PRC-2014-0053-OF

QUITO, D.M, 11 de febrero de 2014

Asunto: Solicitud de réplica

Señor

Jaime Mantilla

Director General

DIARIO HOY

En su despacho

 

De mi consideración:

En referencia a la información publicada en diario Hoy el  domingo  9 de febrero del año en curso, cuyo titular dice: “El discurso de Correa es una forma de violencia: Finol” me permito aclarar:

En ningún caso el Vicepresidente de la Asociación Internacional de Semiótica, el doctor José Enrique Finol, realizó declaraciones con alusión al mandatario y presidente de la República, Economista Rafael Correa, tal y como el titular del diario quiere reflejar. Por lo tanto, semejante atribución es capciosa, falaz y, al presentarla como textual y explícita, constituye un embuste para el lector.

En ningún momento, ni siquiera en respuesta a las preguntas formuladas por el público, el conferencista venezolano, José Enrique Finol, se pronunció como se asigna en el referido titular y cuerpo informativo. El mismo periodista del diario Hoy reconoce que el nombre del presidente Rafael Correa “no fue pronunciado ni por la persona que puso la pregunta ni por el doctor Finol, que probablemente no sabía de dónde provenían los ejemplos”. Por lo tanto, el titular, en esos términos, no sólo es falso y orienta equivocadamente a sus lectores sino que rompe también con todos los principios fundamentales marcados por nuestra Constitución, la Ley Orgánica de Comunicación y los de cualquier código deontológico de la profesión periodística.

En relación a la pregunta formulada por uno de los asistentes sobre qué papel deben tener los periodistas y los medios cuando también los sujetos y actores políticos utilizan la violencia vale precisar que el doctor Finol respondió a su interlocutor desde un punto de vista general y académico. Textualmente dijo: “si dio la impresión de que estoy diciendo que la violencia mediática y el discurso de la violencia viene solo de los medios, quiero corregir diciendo que la violencia tiene fuentes muy diversas, y que es necesario atacar todas esas fuentes diversas en la idea de construir discursos, comportamientos constructivos ”. Es decir, resaltó la importancia del rol que juegan todos los actores sociales (medios de comunicación, sociedad civil, y personajes públicos) en la responsabilidad de producir una información de calidad y sin violencia. Buscar artificiosamente una inferencia para acomodar una postura, quizás empresarial, personal o política del diario, sin advertir a sus lectores, es una  práctica, por decir lo menos, impropia.

El acto celebrado en el auditorio de CIESPAL bajo el título ‘La violencia en los medios de comunicación’ fue un evento para reflexionar sobre una lacerante realidad que todos estamos obligados a cambiar. En cumplimiento de las obligaciones que nos ordena la Ley Orgánica de Comunicación y que así consta en el artículo 63 de la LOC, el Cordicom tiene como objetivo implementar medidas que favorezcan la erradicación de contenidos violentos y discriminatorios en los medios, en defensa de las personas y, especialmente, de aquellas que se encuentran dentro de los Grupos de Atención Prioritaria. El evento tuvo ese propósito: capacitar técnicamente a los funcionarios del Consejo, gestionar conocimiento y compartir las experiencias con el público en general sobre la necesidad de atender y promover los derechos humanos en las esferas pública y privada.

Colegimos que, con el sesgo de la nota mencionada, ciertos medios de comunicación buscan denostar las acciones de los legítimos actores políticos porque les interesa sustituirlos pero, en este empeño, la sociedad no debe someterse más al engaño y reaccionar. Si el afán es hacer política bien vale confesársela a sus lectores en lugar de travestirla o forjarla como información. Así por lo menos habría un atisbo de honestidad. Usar los medios supone un ejercicio ético y responsable.

Resulta cuestionable que la intencionalidad de este artículo haya sido ocultar deliberadamente la esencia de la exposición cuya relevancia fue reducidas a cero para enfocarse en un falso debate sobre libertades supuestamente amenazadas, la insistente agenda de algunos medios opuestos a la Ley y sus instituciones.

Por tanto, en acato a los derechos de las y los ciudadanos para recibir, por mandato constitucional, información veraz, verificada, debidamente contextualizada y al amparo del artículo 24 de la Ley Orgánica de Comunicación solicitamos la correspondiente réplica de la nota cuestionada, en el mismo espacio y sección del artículo referido.

Atentamente,

 

 

Sr. Patricio Eduardo Barriga

PRESIDENTE DE CONSEJO DE REGULACIÓN Y DESARROLLO DE LA

COMUNICACIÓN Y DE LA INFORMACIÓN

Deja un comentario