Comunicamos


Tratamiendo adecuado de la información sobre personas con discapacidad


Imprimir Enviar
16 de agosto de 2019 - 2:31 pm
Tiempo de lectura: 7 minutos | No. de palabras: 1323 | 425 visitas

El Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y Comunicación, en virtud del  artículo 11 de la Constitución, que establece que todas las personas son iguales y gozarán de los mismos derechos, deberes y oportunidades, y que nadie podrá ser discriminado “por razones de (…) discapacidad, diferencia física; ni por cualquier otra distinción, personal o colectiva, temporal o permanente, que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos”; y, del artículo 37 de la Ley Orgánica de Comunicación, con el que “se garantiza el derecho al acceso y ejercicio de los derechos a la comunicación de las personas con discapacidad”; y, en relación al tratamiento de la información respecto a personas con discapacidad, dado que las imágenes y representaciones difundidas en medios de comunicación social sobre ellas pueden incidir en la percepción y el trato social que reciben; consciente que es responsabilidad del Estado adoptar medidas necesarias para prevenir, eliminar y erradicar toda forma de discriminación y acorde a una política nueva de comunicación, en la que los medios son los responsables de autorregular  sus contenidos.

Exhorta

A todos los medios de comunicación, a realizar un tratamiento adecuado de la información, a utilizar un lenguaje correcto e inclusivo, que valore la diversidad, propenda al respeto hacia la dignidad de las personas con discapacidad, y difundan una imagen apropiada sobre ellas, que refleje su condición con naturalidad, y no como un limitante para ser parte activa de la sociedad, con base en los estándares internacionales y el marco regulatorio vigente.

Recomienda

  1. Comunicar desde el enfoque de derechos. Mediante abordajes que promuevan percepciones positivas sobre la discapacidad, y el reconocimiento de las capacidades, habilidades y aportes de estas personas.
  2. Utilizar expresiones y términos adecuados. No enfatizar en el rasgo diferencial (“discapacitado”, “personas con necesidades especiales”, “personas con capacidades diferentes”, “paciente”, “víctima”, “inválido/a”, “minusválido/a” o “lisiado/a”, lo que refuerza estigmas.
  3. Visibilizar a las personas con discapacidad de un modo integrador. Presentarlas en contextos y situaciones compartidas con el resto de la comunidad (en su entorno laboral, social, familiar, recreativo).
  4. Incorporar las voces de las personas con discapacidad como fuentes informativas y de opinión. Lo que permite desarticular estereotipos, y ayuda a visibilizar a la persona en su integridad, reconociéndolas sujetos de derecho.
  5. Trato igualitario y respetuoso. Mantener una actitud de respeto, paridad y atención, evitando abordajes desde el miedo, la pena y/o la superioridad, preguntándoles previamente cómo quieren ser llamados y respetar sus preferencias, con preguntas abiertas y no invasivas.
  6. Evitar la asociación de la discapacidad con estereotipos que la vinculen con lo negativo o lo extraordinario. Desarticular las representaciones mediáticas que relacionan la discapacidad con la inferioridad; con la dependencia física, psicológica y social; con una limitación que afecta la totalidad de aspectos y desempeños de la persona; o con la monstruosidad.
  7. Prescindir del uso de la discapacidad como modo de caracterizar negativamente a las personas o situaciones, y/o para acentuar el dramatismo de un hecho. Evitar que la discapacidad sea utilizada como un recurso para subrayar el dramatismo o impacto del caso.
    Estas asociaciones contribuyen a reforzar, las representaciones erróneas, dramáticas y peyorativas en torno a la discapacidad.
  8. Fomentar la autonomía de las personas con discapacidad. Propiciar la accesibilidad física y comunicacional para posibilitar la autonomía y participación plenas. Considerar un espacio de traslado libre de obstáculos para personas con movilidad reducida, interpretación en lengua de señas, señalización por colores, entre otros, dependiendo de las adecuaciones que la persona entrevistada requiera.
  9. Incluir en la agenda informativa la temática de discapacidad en sus múltiples dimensiones. Difundir información relevante en materia de derechos específicos, formas de reclamo, trámites de interés y funcionamiento de instituciones nacionales e internacionales vinculadas al tema.

Por lo expuesto, el Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y Comunicación enfatiza en el rol de corresponsabilidad de los medios de comunicación y el Estado, frente a la prevención y erradicación de la discriminación.

Descargar documento en PDF

Deja un comentario